martes, 7 de agosto de 2007

Una OCM del vino desafiante



El día 4 de Julio de 2007 la UE a través de su comisaria de Agricultura, la danesa Sra. Marian Fischer_Boel, arrojó un jarro de "agua fría", sobre el vino europeo.

(blog de la Comisaria de Agricultura sra. Mariann Fischer Boel)

Las anteriores OCMs de frutas y hortalizas y del azúcar ya dieron suficientes pistas de por donde van los tiros en el mundo europeo, sobre todo de las cuestiones agrícolas. Europa ya no tiene las suficientes gentes en el campo como para que representen un número de votos que puedan condicionar elecciones futuras y, en cambio la obligación cada vez mayor de la UE de "hacerse valer" en el mundo pasa por hacer concesiones a la vez que exigir otras. ¿De qué vamos a pagar una agricultura cara en nuestro territorio si podemos comprar productos agrícolas de países con mayores dificultades a los que mejor que darles fondos directos, les "adulamos" de maneras mil importando sus baratos productos?

En fin, Adios azucar europeo, habiendo como hay caribeño o centro americano. Adios frutas y hortalizas mediterráneas, Adios vinos de la clásica Europa. Griegos de los dioses. Italianos de la madre Italia, Franceses elegantes, Alemanes ordenados, Portugueses atlánticos o Españoles "conquistadores" de paladares.

Piensa la UE que hay vinos de la escondida Australia, de la sicológica Argentina, de la "alargada" Chile, del apéndice de África o del Imperio USA, que se venden muy bien, que son una maravilla y que han irrumpido en los mercados con una fuerza descomunal, pues al no tener "cortapisas" legales que les restrinjan se adueñan del consumidor.

Mal estuido de mercado ha encargado la sra. guión Boel para llegar a esas conclusiones. Puede que hace unos 10-12 años existiese ese ímpetu que hemos reseñado y que parecía impregnarlo todo. Hoy en Australia por poner un caso: sobran viñas, sobran vinos, hay bodegas en venta y los elevados precios de los vinos han retrocedido en los mercados ostensiblemente, primer dique que utiliza la empresa cuando ve que pierde posición y ventas en el lineal de siempre.

Los vinos de Europa tienen Historia, con mayúsculas, desde hace cientos de años. Eso se consigue con el tiempo, con el esfuerzo y el trabajo de generaciones agricultoras que han sido "paridas" a la sombra de una cepa y dormían cada noche al lado de las "tinas" por si había que descubarlas antes de que el sol saliese.

No van a tolerar los vitivinicultores, las asociaciones que ellos fundaron, sus gobiernos locales, sus gobiernos regionales y menos el gobierno central de cada país, que la imagen, la historia y el buen nombre de los vinos europeos los diluya el "jarro de agua fría" de la OCM del vino de la Comisión Europea. Si no lo consiguiesen deseo de todo corazón a los responsables de la UE, que los "desvaidos, despersonalizados y sans coeur" vinos del "Nuevo Mundo" sean los únicos que tengan que beber en lo que les quede de vida. Quizá así se darán cuenta mañana de su error de hoy

josealphonso

0 comentarios:

Publicar un comentario