domingo, 12 de agosto de 2007

El Regreso

Mediados de Agosto es una fecha magnífica para regresar al trabajo. Aún no ha cedido el calor tan intenso y penetrante que se produce en la tierra fronteriza y elevada de UtielRequena, pero las noches siguen enjugando las sofocantes penas del mediodía. Las ligeras brisas procedentes del otro lado de la sierra de las Cabrillas, como le gusta llamarla a mi amigo el Profesor Piqueras, hijo de Campo Arcís, y a la que todo el mundo llamamos el Portillo de Buñol,

accidente natural y montañoso que separa la inclinada meseta de las hondonadas de la Huerta Valenciana, la sobreelevan y se desparraman por nuestras tierras vitivinícolas sofocando y aliviando los sudores del encendido día agosteño.

Los viñedos a su vez sienten esa primorosa brisa que les produce sensaciones a la que reaccionan de forma positiva, la creación de los antocianos y polifenoles de nuestras uvas tintas en este escenario manifiestan un excelente comportamiento de cara a las próximas fechas vendimiales.

He estado estos días siguiendo el problema de los topillos, vamos, la plaga de los topillos en Castilla León, sobre todo porque me ha parecido de cierta angustia las percipecias para acabar con esos insistentes roedores que están dando "jaque" a más de una administración y a muchos expertos. La seguí además porque me había parecido que alguna noticia de menos portada decía que podían afectar a los viñedos de la Comunidad Autónoma.

¡Vaya si ha sido así! Hoy mismo he leído en un diario digital el problema con más abundancia de datos. Tanto es así que incluso aparecen unas declaraciones de Ramón Bocos, secretario del CR de Rueda, donde se dan unos blancos que no tienen parangón.

El link de la noticia por su interés lo recojo aquí:

Los topillos entran en los viñedos de Castilla León

Espero y deseo que sea un mal sueño el "arrebato" de los topillos por los viñedos.

Lo cierto y verdad es que los últimos veranos están mostrando una faz rara y distinta a los de años anteriores.

Las vendimias están a la vuelta de la esquina y nosotros calentando motores, a sabiendas de que la propuesta de OCM es una espada de Damocles que nos puede caer encima en cualquier momento. Por eso no dejamos de mirar hacia arriba.

josealphonso

0 comentarios:

Publicar un comentario