domingo, 29 de agosto de 2010

XX Memorial “Emilio Seguí”_Utiel_Agosto 2010

Desde diciembre de 2009 que se nos ocurrió ir a la San Silvestre celebrada en Utiel, con salida en la popular calle “del Cebo”, no habíamos visto desfilar por delante de nuestros ojos_MG_5241-una buenautielania_chele_hijo pares de piernas bien magras, y escurridas (aunque de todas habían), en número de más de un millar, que bien serían unas 1500 al menos si los participantes pasaban de 800. <<Menos de la mitad habíamos ayer viernes en Buñol>>; eso dicho así por un corredor y a la vez miembro del club de Utiel, significa que la de Utiel “Un éxito”. No nos ahuyenta su justificada subjetividad, si tenemos en cuenta que Buñol de Valencia está a un tiro de piedra y para llegar a Utiel esa piedra debe salir al menos de una honda, si no, no llega. Utiel es una encrucijada de caminos, de comarcas, de comunidades, de provincias y de vientos. Donde el solano o el poniente, y el castellano o el matacabras, pueden alegrarte la vida, hacerte un lumbago de padre y señor mío, “eszocarte” toda una viña, o amargarles dos o tres días a los urbanitas de la metrópoli su salidita a la calle si el castellano deja “oír” por la aceras de Colón, su voz “acaramelada” y eso, sin acento valenciano.
No estaba mal puesto el sobrenombre de Valencia Castellana, mucho mejor, más acertado y ajustado que el de Castilla Valenciana. Éste último es un recurso retórico tonto y apocado. En Castilla no hay valenciano ni el Júcar. En cambio en Valencia aunque no les guste, porque no creas que les gusta mucho, hay castellanas más de cuatro cosas. Y auténticas.IMG_2554-cuatro-escapados

Vamos a la carrera que en esto de antes podemos despeñarnos, sobre todo si pensamos que vivimos en una media montaña o en un altiplano, como les gusta decir a los contemporizadores u en una pequeña meseta, inclinada, añado yo. De ahí que las cosas que se colocan en esa meseta sean tanIMG_2531-salida inestables como suelen serlo, pero tan emocionantes y no tan anodinas como en otros lares.
Más de 800 corredores para el memorial Emilio Seguí XX y todo lo que vds. quieran, pero con el premio económico que había  en juego, son: o ganas de correr, que hay muchas a a lo que se ve, o falta de peculio, que no hace falta verlo, nos lo anuncian por la tele todos los días, lo mal que estamos, lo mal que nos vamos a poner y, y qué desastre puede ser el final.
La prueba eran 10 buenos kilómetros de circuito urbano cuyo punto de salida era la magnífica Alameda de Utiel, y como nota de color en un año que a la tauromaquia le han puesto un rejón de ”polis”, la carrera ha tenido a bien discurrir por una de las puertas de la más que centenaria plaza de toros de Utiel, saliendo por otra de ellas. Una buena idea para mostrar un edificio emblemático de los pocos que Utiel posee de ese corte, estilo y valía.IMG_2587_ganador
_MG_5260-campeona_feminas_1ºLos primeros metros diríamos 1500, se produjo un estirón de cuatro corredores, 3 foráneos y un 4º de la Ciudad por más señas “Chele” hijo, que dejaron atrás al grueso de los 800 y en solitario se pelearon las plazas de cabeza. Las dos vueltas del circuito fueron así, con ese “corte” y confección y, la prenda final fue esa: Los tres de fuera se repartieron los 3 primeros y el cuarto “Chele” hijo, que hizo una excelente carrera de todas todas, a pesar de que al cruce bajo el arco de meta, la mirada rauda a su cronómetro no mostrase euforia en el rostro, quizá una cierta ironía. Nosotros desde aquí le agasajamos y le brindamos todo nuestro cariño. Otra Utielanía, de las verdaderas.
No vamos a olvidar a la primera clasificada de las féminas. No sabemos su nombre, pero sabemos de qué ha sido capaz. Felicidades Campeona.

0 comentarios:

Publicar un comentario