lunes, 16 de febrero de 2009

Barricas_ArtOak_woodwine_Pura Valencianía_ARCO_2009

Gracias a San Google, y mi correo gmail, he sabido cosas de Arco en su edición de 2009. Había visitado la Feria en 2 ó 3 ocasiones como simple mortal, y la verdad es que la 1ª vez me sorprendió tanto que creo que me gustó. Me llevé una impresión grata. La 2ª tuve una cierta intranquilidad y me marche de ella muy pensativo (quizá busquen eso). La 3ª tuve un gran desasosiego me encontré incomodo por algunos de los pasillos aunque por otros los menos, no, pero en todo momento mostréarco-logo deseos de salir de ella, cosa que hice de estampida nada más que pude. Seguramente me dije para mis adentros que ya volvería a verla sin prisas, cuando los propios artistas “evolucionasen” también, cosa que a lo mejor tenía que hacer yo mismo.
¡Vaya sorpresa! cuando el domingo día 15 de Febrero, leo yo en el diario El Mundo en su contraportada o última página el artículo de la sra. Carmen Rigalt, a la que leo mucho y desde hace tiempo y me produce unas sensaciones parecidas a las de Arco, y a la que un lector que la siga bastante se habrá hecho al menos un discreto perfil de su “modo de ser”. Bien, pues le leo lo siguiente en su página; TESTIGO IMPERTINENTE:barricaivam1


" El arte lo sublima todo. Sólo una vocación artística hace que la vida parezca menos grotesca. Esta semana al amparo del arte se han producido situaciones muy curiosas. Vayamos a Arco.La sombra de los conseguidores planeaba sobre el stand de la Comunidad Valenciana, con una plantación de barricas vestidos de toreros y flamencas. Se especuló sobre si el montaje pertenecía a Orange Marquet, empresa filial de Special Events, experta en elevar lo grotesco a sublime ( ¿o será al revés?)"

¿Por qué el domingo por la mañana tuve yo un pequeño “flip” en mi interior al  leer: “Comunidad Valenciana… plantación de barricas… toreros y flamencas…” Puestas en fila en el blanco del papel de la pluma de Carmen Rigalt? No sabría expresar que pensé, pero no me daba buen sabor.2009-02-18_IMG_2009-02-11_17-03-48_barriles

He tenido que, como dije al principio, tirar de San Google para comprobar lo relatado y afirmo que el estilo de Bodegas Gandía, es de calidad superior, y su Valencianía, de la que habrá pocas como la suya, muy pocas. Desde la salida a la calle del Castillo de Liria, y puede que hablemos de los 60, ¡ahí es nada! posee una capacidad de regenerar, de reinventarse a si mismo vitivinícolamente hablando, que tendrán que pasar años, más de un pack, para que en el escenario de los Vinos Valencianos y la CV, se recree algo igual.

Imagino, sólo me imagino, las caras, los gestos, las cejas arqueadas, los comentarios en voz baja, los comentarios en voz alta, las conversaciones de corrillo y un largo listado más, a los “puristas del vino” que habrán visitado ARCO, que del centro ivam.arco2de la meseta hacia el cantábrico los hay y estirados y viscosos como anguilas, mirando unas barricas de roble para la crianza de vinos tal y como únicamente son capaces de verlas en la Bahía de Valencia y sus aledaños, donde el azul es tan intenso quebarricaivam4 es capaz como un furibundo rayo laser de grabar en la madera de roble figuras, líneas, arquitecturas, esculturas y muchas cosas más. Dar forma exterior a lo que los “litúrgicos” del vino “dicen ver” al oler y saborear ese vino criado en ellas, sólo qué, ellos lo verbalizan, lo arman de retórica a veces inteligible y un valenciano lo exterioriza de madera para afuera lo hace desenfadado arte y lo muestra al público.

Buen golpe de luz, buen golpe de color a la bruma de la meseta, no me extrañaría que se hubiese posado sobre ARCO un rayo de luz Mediterránea estos días de la Feria.

0 comentarios:

Publicar un comentario