viernes, 28 de marzo de 2014

Marca o Denominación de Origen ?? 28 de Marzo 2014

No uso Facebook en exceso pero tengo una cuenta desde hace un tiempo y de vez en cuando cuelgo algunas cosas, sobre todo fotos que es una pasión que tengo.
También me sirve para estar al tanto de algunos asuntos que cuelgan amigos y conocidos que tengo agregados y que suelen ser muy activos y además airean temas de interés.
De ahí que me encuentre muchas veces con los artículos de Javier Sánchez Migallón que escribe en el Correo del Vino. Espero que disculpe el que traiga aquí el de esta última semana (y no me acuse de “agregador de noticias”), motivo que va a ser, del post que hemos comenzado.
editorial correo del vino
Mi primer impulso tras su lectura fue el de contestarle vía facebook, es decir le agregué un comentario largo, bastante largo, y sinceramente agradezco sus respuesta que lo fueron y rápidas, no tardó ni 15 minutos, debe vivir Facebook bastante intensamente.
Como podrán comprobar por la lectura de su artículo, se refiere en el mismo a la posibilidad que se abre tras las sentencias de los tribunales, al derecho que les asiste a ciertas bodegas que quieran usar la misma marca para distintas DDOOs. Nosotros a nivel visual traemos hasta aquí para ejemplificar nuestro Post  a dos de ellas: Garcia Carrión de Jumilla, bodega suficientemente internacional para pensar que no sólo es  del entorno de Jumilla. Y Vicente Gandía Pla, bodega Valenciana, situada en Chiva (Valencia), localidad quizá más conocida por ser la cuna de uno de los toreros más grandes del panorama taurino Nacional, Enrique Ponce.
Nosotros disentimos de la mayor parte del Artículo de nuestro querido amigo Javier, tal y como le comentamos de carreras en su cuenta de Facebook y que de forma un poco más pausada vamos a referir aquí, para quién nos quiera leer.
Desde la OCM de 2008 la UE ha cambiado su faz “paternalista” por un rostro liberal o mejor hiper liberal. Quizá la entrada de nuevos miembros con necesidades y exigencias distintas entre otras cosas, ha hecho que sea así. No es igual una UE a 8, a 12 que a 28, ni mucho menos, y máxime teniendo en cuenta que los últimos que van llegando son de la zona oriental de Europa, países que pertenecieron durante muchos años a la órbita de la URSS. Aunque hoy “beben” más de lo germánico si se nos permite la expresión.
La UE actual, CEE anterior y Mercado Común antes, era eso, un mercado común aunque poco a poco se ha ido transformando en la Europa de los Mercaderes, y no hablo de lo financiero.
Los presupuestos Comunitarios han ido cambiando desde hace unos años, cuando era mayor el peso del presupuesto agrícola, hasta hoy que una disminución del mismo es hasta alarmante. Lo cierto y verdad es que los países del norte que han ido entrando que no poseen agricultura, han ido rechazando aportar fondos propios que sirviesen para destruir excedentes de cosechas de otros socios criticando que estaba excesivamente protegida su agricultura.
Podríamos seguir el hilo del relato pero nos sirve suficientemente para ver que esa derivación en la política comunitaria se ha ido produciendo. De tal modo y manera que ese tipo de filosofía lo impregna todo y se desplaza hasta los países miembros.
Las Denominaciones Origen de Vinos en España, algunas de ellas con más de 80 años de vida han sido y han constituido una lanza de comercio importantísima a nivel local, regional, nacional e Internacional. Bajo su influencia se han estructurado agrupaciones de agricultores, bodegas, y redes de distribución, amén de la importante mano de obra indirecta que se ha creado a través de ellas. Y de ese modo han generado importante riqueza en sus territorios  afianzando con ello a una población que de otro modo no sabemos ni que hubiese pasado. Y lo han hecho en torno a un concepto, no nos engañemos. Un Territorio, una climatología,  unas variedades, un modo de trabajarlas y un producto resultante de todo ello. Con el nombre geográfico que a todos ha servido.
Esas piezas sueltas se han amalgamado en un Reglamento que todas las partes del sector han consensuado. Dicho reglamento obligaba y favorecía porque contenía derechos y obligaciones, para todos igual, por supuesto. Cuando ha hecho falta por necesidades de nuevos ensayos, experiencias demostradas etc. el Reglamento se ha ido cambiando y adaptándose a los tiempos, con mejor o peor fortuna, dependiendo de quién gobernaba o gestionaba en cada momento la DO, pero era igualitario.
Las marcas de vino de mayor reconocimiento han nacido en unas empresa que generalmente se encontraban en un territorio protegido, que apoyadas en ese fondo de comercio general de todos, que era la marca de la DO, han ido al mercado durante años y se han hecho un hueco importante. Han llegado a los consumidores con un nombre de origen, la marca, y unas características de producto que a lo largo de los años han ido quedando suficientemente refrendadas en el mercado.
Los defensores de la liberalización de todo dicen: “el que manda es el mercado”, “él es el que dice que vino es bueno o malo”. Por supuesto, a un consumidor le gusta o no le gusta un producto. Pero no olvidemos que el consumidor antes de tener el producto listo para su consumo tiene que adquirirlo, después llevarlo a casa, abrirlo y finalmente degustarlo. En todo ese camino, necesita respuestas a muchas de las dudas que tiene en su cabeza. Puede ser un vino para consumirlo solo. Puede ser un vino para compartir con su pareja en una noche romántica. Puede necesitarlo para una comida familiar. O quizá deba de servirle para hacer un obsequio, a un médico que le ha operado satisfactoriamente! o a un abogado que le ha salvado un importante pleito!, porque no se puede elegir el mismo vino para ambos, ni mucho menos… O a lo mejor los amigos se van de campo un día y hacen una comida al aire libre etc. etc. Tantas son las ocasiones de compra de un vino que tantas son las dudas o más que debe responderle la botella, antes de comprarla. Porque esas respuestas las ofrece la botella y está sin abrir. O dejarse aconsejar por el vendedor del producto, pero necesita respuestas. Luego ya dirá si le gusta o no le gusta, por supuesto. Para los seguidores de lo hiper liberal, solo está, sólo parece encontrarse el paso de boca, únicamente!. Imaginen lo simples que son en sus razonamientos o sus propuestas.
Para el resto de personas se encuentran todas las preguntas y respuestas que se necesitan antes de coger la botella y llevarla a casa.
Y de esas preguntas uno quiere saber: Si el vino es español o no. Si el vino es de la zona de la meseta o del mediterráneo, o de los piedemontes del Priorato!!. Si es de una gran bodega o de una bodega familiar, porque no es lo mismo, no es lo mismo. Quiere saber si es de esta u otra variedad. Quiere saber si es viejo o joven. Si la madera de la barrica es francesa o yugoslava. O si es tinto o rosado, O si es incluso blanco de variedades tintas, por qué no?? quiere saber si esta fermentado en barrica o en tinas de cemento…etc. etc. quiere saber tantas cosas antes de comprar que imaginen donde queda el simplismo de ME GUSTA o NO ME GUSTA. Puede incluso que si el periodo de pensamiento, compra, consejos del vendedor son satisfactorios, hayan conseguido una alta predisposición para un ME GUSTA más elevado o por el contrario que el periodo anterior le predisponga para una cierta negatividad a la hora de la degustación.
Bien... no parece tan sencillo verdad??
Por otro lado un consumidor no demasiado avezado sabe con anterioridad que los vinos de Rioja tienen unas características. Que los vinos de Rueda son Blancos y que son de Verdejo, incluso ciertos matices de la Verdejo. Que en Toro los vinos tienen un color bien cubierto y suelen ser sabrosos por su compleja estructura. O que los vinos de Jerez no se parecen en nada al resto de vinos del panorama vitivinícola nacional. O que en Rias Baixas el perfume te embriaga incluso antes de beberlos, etc. etc.
Con la moda de la liberalización de usar una marca para varias DDOOs, como pueden comprobar a nivel visual (imágenes adjuntas),  a la hora de la compra, porque repetimos, la compra es anterior a la degustación, uno compra una marca PATA NEGRApata negra

o VICENTE GANDIAgandia_pla

Qué es PATA NEGRA? Qué es VICENTE GANDIA ?
Es un tinto cubierto de color y ligero de sabor?
O es un blanco aromático, de palidez extrema?
NO, son marcas Comerciales bajo las que se comercializan vinos de varias Denominaciones de Origen.
No les parece a vds. a la vista de ello que da la sensación que elevamos la marca a un lugar por encima del nombre de origen y éste queda en un segundo plano??
Si piensan esto, piensen que dentro de poco tendremos en el mercado unas 2.500 “marcas denominación” por llamarles de algún modo, inundándolo  y terminando, eso sí, con la queja tan ampliamente manifestada por muchas bodegas de que “En España sobran Denominaciones de Origen” y no habrá oficialmente ni 80. Cuando en Francia o Italia pueden pasar de 400 en cada lugar y aún no han muerto los consumidores de confusionismo a los pies de las estanterías de los supermercados o las enotecas.
En fin, la de siempre. Un modo de obrar el de algunas empresas, legítimo por supuesto, de intentar desmarcarse del resto de competidores, al llevar en sus carteras de ofertas varias DDOOs como empresa, cubriendo así un amplio espectro comercial, intentando por supuesto “empujar” o desplazar fuera a un competidor que sólo lleva en cartera un vino y de una DO.
Quiénes pueden hacer esto?? Las grandes empresas con “poderio” para tener bodegas en varios territorios, y si no las tienen, pedir que con su marca les embotellen en origen bodegueros de esa procedencia.
Que hacen las pequeñas bodegas al no poder competir de éste modo? Una huida hacia delante, intentando convertir su empresa en un Vino de Pago. Algo más cerca de ser realizado por bodegas con viñedo propio, y una figura de Calidad en lo más elevado de la pirámide a la que las empresas grandes difícilmente pueden llegar por sus propias características estructurales. Otro modo distinto del anterior de llegar al mercado con ciertas garantías de personalización y/o diferenciación para poder vender.
No olvidemos que las ayudas de fondos son aprovechadas por las bodegas para "reinventarse".
Dos modelos antitéticos que transformarán la estructura vitivinícola actual de tal modo y manera, que en detrimento de las DDOOs actuales tal y como las conocemos, aparecerán las Marcas Denominación y un mayor crecimiento del número de  los Vinos de Pago, para al final no lo olviden sumar un mayor confusionismo en el mercado y por ende en el consumidor, objetivo contrario al que aluden los “simplistas” cuando dicen que hay que liberalizar y abrir puertas y posibilidades en las DDOOs.
Puede ser justamente que consigamos lo contrario de lo que andamos buscando,  aún sin proponérnoslo.
Nosotros pensamos que a la larga las DDOOs actuales tendrán un valor incalculable, ayudarán nuevamente a despejar y clarificar el confusionismo en el que se convertirá el Mercado.
Por sus fueros habrán de volver a buen seguro.!!
Salud.

0 comentarios:

Publicar un comentario