viernes, 7 de octubre de 2016

La Vendimia de 2016_Octubre 2016

Una controvertida vendimia desde que el Otoño de 2015 no dejó caer las aguas que suele y que, esa falta ha ido comprometiendo el resto de situaciones a lo largo del ciclo de la querida cosecha de 2016.IMG_1026-Recuperado

Nosotros, ante una preciosa foto que nos hicieron llegar de un joven presumiendo delante de su tractor lleno de negras uvas y mostrando en su mano un largo sarmiento, llamado “Uvero” que suele ser el recurso que se utiliza, para que la cepa, la vid en cuestión, sea un poco más generosa que dar solo las uvas que aparecen en  yemas de sus pulgares, vimos lo que les mostramos en la imagen.

“Uvero”: Un modo de mostrar muchas cosas: Herramienta de poda para hacer producir un poco más sus vides cada año; Enfado con lo producido el año anterior; Bajos precios; Altos precios; Forma de presumir antes sus vecinos; Orgullo de agricultor; forma de hacer kilos… y un largo etc. que se podría exponer.

Tanto es así, que en algunas Aldeas de nuestro territorio se dejan en cada cepa o vid, no un “uvero”, si no DOS. Y si transitas por las carreteras de la provincia de Cuenca que se dirigen a Albacete en Tierras llamadas La Manchuela, algunas cepas no ostentan sólo 2 “uveros” tienen 3 por lo menos.

En el lado opuesto nos encontramos, a los que habiendo transformado sus vides de Vaso en Espalderas a consecuencia del tintineo de los Euros de las OCMs en España, han abandonado la buena costumbre de podar en cordón doble dejando pulgares sobre maderas de varios años y se han pasado al Guyot o doble Guyot, como los Españoles pudieron pasar del Sable al Florete al ver a los Mosqueteros del Rey de Francia. bobal 2016

Un modo y manera de, diciéndolo de forma brusca y con poca elegancia, dejar dos largos uveros en cada vid, con la única diferencia de que en vez de dejarlos erectos, mirando al cielo, los amarran a los alambres y así al menos el peso de los frutos no los desgaja a lo largo del año.

Siguen produciendo sobre madera nueva total en varias yemas en ristra y si se tienen posibilidades, añadiendo aguas sin “rencor” ninguno.

Que hayamos visto la imagen de la Vendimia 2016 de modo y manera como una película de Terror, no es ninguna tontería si evaluamos la serie de criterios que rodea todo ello.

Esperamos fervientemente que los vinos de Bobal que han sorprendido enormemente a Isabel María Mijares García-Pelayo y a su equipo de Cata de la Guia Repsol, tengan viñedos, maneras y modos de producir que no falten nunca.!!

0 comentarios:

Publicar un comentario