lunes, 1 de octubre de 2012

Paisaje Cultural de la Vid y el Vino_Octubre_01_2ª Ruta

Pareció que durante la 1ª salida para el Estudio del Paisaje Cultural de la Vid y el Vino realizada en Septiembre, se había quedado para hacer la siguiente tras la primera semana de Octubre, o al menos a mí me lo pareció, pero los “gremlins” IMG_6202de las oficinas debieron de acordar el día 1 de Octubre, lunes, que no es mal día, al revés, estupendo, pero que quedaba lejos quizá de haber tenido en el paisaje los tonos rojizos, ocres, alumbres y muchos más con que las post vendimias nos obsequian cada año a los mortales de nuestra comarca. Un espectáculo tan bello que se podría salir adrede un día de la capital para ir a verlo, sobre todo en las primeras horas de la mañana o a media tarde hacia el ocaso.

“El hombre propone y Dios dispone” dice el refrán, y bien cierto. Después de UN año de sequía a lo desierto de Chihuahua, esperando que la lluvia de finales de agosto o primeros de Septiembre nos colme de uvas henchidas y “rebollones”, comenzamos a vendimiar los primeros días de septiembre y viene a llover justamente, bueno “injustamente”, entre el día 28 y 29 del mismo mes cuando ya la Corta, la mermada y raquítica vendimia desde el moluengo mirando villargordo-con zoomdel 2012 era historia por encontrarse en las bodegas. Pues nos quedamos con ganas de ver “esponjarse” a las Bobales, y tendremos que pensar en llamar la CORTA a la del 2012. Pues eso, que cuando hicimos la ruta las vides estaban de un verde tan subido, con una energía y fortaleza, como si quisiesen echar a correr un maratón y, los rojos, ocres, escarlatas canelas y alumbres se veían de casualidad en alguna cepa de corto crecer y menos producir, situada en extramuros de la globalidad del viñedo, pero las vimos, como bello lunar de actriz y las captamos para traerlas aquí.

Salimos a las 8,00 h de la mañana en dirección al cerro o alto del Moluengo en Villargordo del Cabriel, lugar privilegiado desde el que se divisan Dos Ríos, una frontera, y un paisaje de una belleza sin par. unos botijos al frescoSi la visión de la Sierra del Negrete en la anterior salida nos dejó atónitos, la visión del Moluengo es de DOS Mundos, éste y el que se se encuentra al otro lado del surco del Cabriel y da lugar a la Meseta Manchega, otro mundo sin duda. Continuamos a la búsqueda y seguimiento de la Rambla de Albosa, para visitar el Mar de Viñas de Marcos-Monjas, para seguir al de Ruices en el Molino del Risco, y por los Duques a la llanura de Campo Arcís y al cerro de la Cabeza. A renglón seguido Portera-Pedrones, el Valle-vega de Hortunas y para finalizar nos subimos al alto de Roma y divisamos nuevamente el descenso de sus viñedos hacia la Vega del Magro. Arteria, guía y seña de nuestro territorio Bobal.

Que vds. lo disfruten. Cuántas rutas con menos sustancia se hacen en nuestra tierra.

0 comentarios:

Publicar un comentario