viernes, 1 de julio de 2011

Di Vinos de Utiel-Requena_IV Edición

Antes o después siempre se vuelve a los orígenes. Cuatro, IV edición de los premios Di Vinos de Utiel-Requena en éste 30 de Junio de 2011. di_vinos_calen
La I edición, como suele ser una constante de nuestras gentes del interior, de las terrazas del Mediterráneo, pues eso, nos marchamos a las mismas orillas del susodicho. En la orilla de las Arenas, de la Playa de la Malvarrosa oyendo las olas, tomando vinos, “tomando” amigos, y “haciendo” patria. Una noche redonda, vistosa, agradable y con colorido, casi inigualable. Un verdadero Golpe y sin Paul Newman ni Robert Redford, ni falta que hicieron.
La II resultó dirigida a la cuna del saber. La Nau los orígenes de la Universidad de Valencia. Lugar que siempre me ha sorprendido. Está rodeado del pijerio más pijo de los que en ciudad alguna puedan alojarse. El Corte ingles del centro, el clásico, el primero, el antiguo. Colón con sus boutiques y sus “desfiles” de acera sesgada. El Principal que sólo lo es a veces, qué pena. La Glorieta, la Peineta, La calle La Paz y cierra el círculo la recién bautizada por el “pueblo indignado” plaza del “15 de Mayo”.Di Vinos Primum bobal
Iba la crisis tomando forma y mostrando “caras y cruces” de esa fría, y peligrosa moneda y un recién inaugurado pabellón de Multiusos, como una buena navaja Suiza, resultó el continente, la caja de bombones de la III Edición. Van llenándose las bases de datos de los agraciados y ampliándose el radar territorial de los futuros Di Vinos.
La IV, ah! la Cuarta, esa regresa a la “redondez” al equilibrio, a casa, a nuestra matriz.
La crisis ya está entre nosotros, vive cada día con cada uno de nosotros y desayuna en el mismo tazón que metemos los crispis, con semidesnatada, claro. Pone el mantel de la mesa sin dejar de mirarnos a la cara, nos acompaña pegadita a nosotros en cada telediario de cada Premios Di Vinos 2011_Bruno Murcianocadena y reza suavemente cada noche un padrenuestro al acostarnos dejando en nuestros oídos una sensación de leve brisa. Con escenarios de ésta guisa la obra hay que montarla con imaginación. En la Bodega Redonda, sita en Utiel y de planta de 1891 se entregaron los premios Di Vinos en su IV Edición. Nos alargamos un poquito hasta Madrid, que en algo se tiene que notar el AVE y en el resto, mucho corazón y ADN de  similares características, pero acertados, muy acertados.
Enhorabuena a los Ganadores. Se lo merecen.

0 comentarios:

Publicar un comentario